Diremos adiós dentro de ...

24 horas de sexo.

1.161 | 24 horas de sexo.
Sexo.

Pareja (blanco y negro)
Dulce deseo

Seamos sinceros, cualquier hora es buena para tener sexo con tu pareja y aquí te mostramos esas "horas buenas" para consumar el acto.

05h30 | Abierta hasta el amanecer.
Si un vecino ruidoso o la resaca te ha levantado antes de que suene el despertador, solo hay una manera de evitar que te pases malhumorado el resto del día.

La madre naturaleza sabe cómo de irritante es un hombre gruñón para las mujeres, así que por eso creó la trampera mañanera. Cuando te despiertes con el King Kong de todas las erecciones, rueda para hacer la cuchara con tu pareja dejando que tu virilidad se apoye como por azar en su muslo. Luego desliza la mano entre sus piernas, frotando suavemente… y será cuestión de segundos que os pongáis al lío pre-ducha.

El sexo al amanecer es el mejor amigo del tío vago: nada de susurros, nada de decir guarradas, ni siquiera de abrir los ojos: solo permanecer ambos en un somnolienta sucesión de balanceos de entrada y salida. Al terminar ninguno de los dos sabrá bien como empezó todo, pero el día os irá mejor a ambos, por toda la oxitocina liberada. ¡Viva la ciencia!.

12h00 | Pulsa los botones.
Vale, estáis los dos en el trabajo. Pero, ¿significa que no podáis tener vuestra ración de sexo si surge la necesidad? ¡Claro que no! Si no puedes convencerla para una comida rápida en casa, puedes demostrarle tus habilidades orales de otra manera: con una buena dosis de sexo telefónico. Dirígete hacia tu coche, aparca en los más recóndito del parking de la oficina y marca su número.

Rápidamente haz que la conversación sea lo más caliente posible. "Estaba pensando en ti ahora mismo cariño. Estabas súper sexy la última vez que te vi. ¿Qué llevas puesto?". Ella se reirá. Sube un poco las revoluciones: "¿El tanga negro que me gusta?". Ella estará en su oficina, rodeada de gente, deseando poder responderte.

Consejo: pasa a preguntas que pueda contestar con "sí" o "no" para que los dos podáis jugar. Evalúa sus respuestas con cuidado. Risitas continuas con la señal de que no quiere que pares. Ahora se abren las opciones. Quizá se meta en el almacén o en su propio coche… Pero en el mejor de los casos, ambos estaréis sentados, el teléfono en la oreja y la mano bajo el pantalón, disfrutando una nueva faceta vuestra. ¿Necesitas más motivos para atreverte a hacer? La siguiente vez que os veáis tras vuestro maratón telefónico, será súper erótico. Casi prepárate para una sesión de "sexo en el portal".

18h30 | ¡Cariño, ya he llegado a casa!.
¿Cuántas veces has oído a tu pareja decir eso de "necesito estar de humor para que me apetezca hacerlo"?. Así que es crucial que te encares esta hora con la combinación adecuada de precaución e iniciativa para un óptimo resultado.

No quieres ser el típico tío que no se interesa por cómo le ha ido el día a su costilla, pero hoy quieres algo más que charleta. Tu mejor opción es ofrecerle un abrazo de oso nada más llegar a casa. Deja que siga hablando, pero no le quites las manos de encima en ningún momento.

Acaríciala, masajea sus pies, enreda tu mano por su melena, "deja que te ayude con esa blusa" Si te la has apañado para que ella no tenga preocupaciones inmediatas como hacer la cena o haber quedado con una amiga, mejor que mejor, para que esté lo menos estresada posible. ¿La mejor parte? Que os pongáis a hacer el amor a esta hora convertirá la tarde en algo mágico en vez de aburrido y predecible. Por de tu parte, cúrratelo, ámala como ella se merece, haz que vea las estrellas en el sofá del salón… y después tendrás dos horas de consola en la tele grande por una vez mientras tu novia se queda sentada con la mirada perdida y una sonrisa de satisfacción en la cara. ¡Doble objetivo cumplido!.

20h30 | Fiesta antes de cenar fuera.
Esta noche tenéis planes. Tu pareja ha estado un buen rato poniéndose mona, eligiendo ropa interior sexy, deslizándose en un diminuto y ajustado vestidito negro, pintándose los labios de rojo intenso... ¡es hora de un poco de acción pre-cena!.

Las chicas se pueden poner un poco nerviosas con cosas como llegar puntuales a una cita. Así que la clave para tener éxito en esta empresa es combinar la urgencia de tus necesidades ("solo vamos a tardar cinco minutitos...") con adulación ("...porque eres simplemente irresistible"). Suelta un gruñido animal mientras ella se inclina hacia el espejo para ponerse el rimmel, acércate por detrás, apriétate contra ella, bésala en el cuello, pon una mano en su pecho y entonces dale la vuelta, súbela a la cómoda y dile con rotundidad "vas a ser mía aquí y ahora".

Pero como ella ya está arreglada y vestida y no quieres llegar tarde, es la oportunidad perfecta para el sexo exprés y con ropa. Eso implica nada de besos y nada de sexo oral. Si aún no la ves del todo convencida, puedes poner 5 minutos en un cronómetro y prometerle que pase lo que pase, cuando suene la alarma, habréis terminado... aunque sabes bien que para cuando eso pase, ella puede haber decidido otra cosa. Ahora, cuando lleguen los pitidos, puedes elegir entre dejarla con ganas de más al volver a casa o terminar la faena si ella te lo pide. Los más expertos en meneos pre-cena pueden improvisar sobre la marcha. Para otra vez, sorprende a tu novia en la ducha por ejemplo. Ayúdala con la esponja y luego desliza en ella algo cómodo antes de que ella se deslice en algo menos cómodo cuando salga.

02h00 | Litros de alcohol.
Habéis pasado una noche genial y nunca la has visto más guapa que ahora mismo. Los dos lleváis una o cuatro copas de más y os estáis riendo como colegialas. ¡Estáis on fire! Es hora de olvidarse de tabúes y desinhibiros, sobre todo si lleváis poco tiempo saliendo. Este es el momento de descubrir cosas nuevas sobre la sexualidad del otro.

Piensa. ¿Qué es lo que siempre has querido que te haga ella? ¿Un dedito ahí detrás? ¿Una cubana? ¿Que te agarre más fuerte/más flojo/más arriba/más abajo? ¡Díselo! ¡Ahora! Lo más probable es que acceda y también te confiese alguna petición de cosecha propia. A las que tú también accederás, ¡porque a esta hora todo vale! Y armados con este nuevo conocimiento íntimo mutuo, vuestra vida sexual mejorará. Pero mantened las formas pese al exceso de alcohol. Una buena sesión de sexo borracho: bien. Una sesión de pelea borracha: muy, muy mal.

03h30 | Amor e insomnio.
Te despiertas a estas horas intempestivas con una frescura y una claridad de mente que solo pueden ser contrarrestadas con una energética dosis de auto amor. ¿Pero no sería eso una pérdida de tiempo si tienes a tu lado a una preciosa mujer? Métete bajo las sábanas y empieza a darle placer a tu Bella Durmiente. La idea es que se despierte cuando esté a punto de alcanzar el orgasmo, así que no pierdas el tiempo y por una vez ve directo a su Zona Cero con dedos y lengua. Separa sus piernas con cuidado y desliza un dedo húmedo donde tú sabes y deja que tu lengua replique lo que estés haciendo con él.

Entiende que debes actuar con cuidado aquí y adelantarte a sus posibles reacciones (este acercamiento funciona mejor si conoces muy bien a tu pareja o si eres un profesional con dilatada experiencia en este campo). Lo último que quieres es que tu pareja se despierte de golpe, horrorizada por lo que le estás haciendo así que, como en todas las cosas relacionadas con el sexo,  tu mejor táctica es planear la jugada con anticipación. Esa noche, antes de acostaros, pregúntale si le apetecería que empezaras a hacerle el amor mientras ella aún está dormida. Para resultar aún más convincente puedes añadir que te encantaría ver cómo ella se despierta en pleno clímax. Entonces, cuando por fin abra los ojos, le encantará que la recibas con tu cetro del amor dispuesto para la acción. Pronto los dos estaréis en brazos de Morfeo nuevamente satisfechos y felices después de esta experimentación onírico-sexual.

15h00 | Sábado por la tarde: el do de pecho.
Las estadísticas suelen afirmar que una sesión de amor como Dios manda dura sobre una hora. ¿Pero de dónde sacas tanto tiempo entre semana? Por eso has guardado tu mejor actuación para el sábado. Fijar en la agenda la cita sexual del finde puede sonar anticuado, pero así los dos tendréis claro lo que se avecina.

Así que nada de visitas familiares y nada de ir de compras. Tu Diosa tiene por delante sesenta minutazos de sexo de calidad anotados en tu cuenta. Cuando te estás tomando tu tiempo, todo puede ir más despacio. Sírvele una copa de champán. Ten fresas y nata a mano. No tengas miedo de pasaros un ratazo besándoos como en vuestras primeras citas. Después, un poco de petting con la ropa aún puesta. Deja que la excitación crezca con la anticipación. Descubrirás que disfrutas la presión en tu pantalón si sabes que el prisionero podrá escapar pronto... quizá si alguien abre esa cremallera con los dientes y unos labios húmedos siguen desde ahí. Pero recuerda devolver el favor, deteniéndote un rato para acariciarla antes de arrancarle la ropa interior. Y cuando finalmente hagáis el amor, hazlo despacio, frenándote, cambiando de posición... ¡valdrá la pena!.

00h00 | … Y el clásico de antes de ir a la cama.
Si el sexo en el catre un ratito antes de dormirte es realmente tu única opción, al menos lleva las cosas un nivel más allá. Hazlo así: ¡Muévete! Tan pronto como estés en la cama, en vez de empezar con la rutina empuja-aquí-tira-de-allá, sorpréndela con un cambio de escena. Cógela en brazos y llévatela al baño... y ahí a la bañera llena de agua caliente y sales aromáticas que tenías astutamente preparada.

O viaja hasta la encimera de la cocina donde puedes extender mermelada en sus pezones antes de lamerlos golosamente. O simplemente ponla en el sofá, separa sus piernas y arrodíllate frente a ella... ¡Juega! Nada hará que tu pareja se levante más rápido de la cama que si divisa un regalito bien envuelto en tus manos. ¿Qué hay dentro? ¿Un juguetito erótico con clase? ¿Unas esposas esponjosas? ¿Una venda de seda? Usa tu imaginación... ¡Ilumina! Si vuestros escarceos son estrictamente a oscuras, tenéis que salir de esa zona de confort. Estad dispuestos a miraros el uno al otro y a hablar de lo que veis. Dale mensajes positivos sobre su cuerpo y se sentirá con mucha más confianza. Y ya sabes lo que eso quiere decir...

Publicado en … | MSN.

» Lucía Magariños.

Votar esta anotación en Bitácoras.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
4 comentarios
Comentarios
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

4 comentarios:

Benjamín Castro dijo...

cualquier hora es buena para el sexo.

Un saludo y te sigo leyendo.

Celso Bergantiño dijo...

Buenos consejos a la hora de tener sexo a cualquier hora del día.

Un besazo chatina !!.

Marcos Castro dijo...

Si te soy sincero prefiero el sexo mañanero, así tienes una cara de felicidad durante todo el día ;).

Un abrazote.

Bruno Fernández dijo...

Cualquier hora es buena.

Salu2.

¡Deja tu comentario...!

Alianzo:

Alianzo Rank global Alianzo Rank de España Alianzo Rank de Galicia Alianzo Rank de Ourense Alianzo Rank de Pasiones personales Alianzo Rank de Galego EasyHits4U.com - Your Free Traffic Exchange - 1:1 Exchange Ratio, 5-Tier Referral Program. FREE Advertising!
top