Diremos adiós dentro de ...

Fantasías sexuales.

  498     Fantasías sexuales  

Fantasías sexuales

Entre todos progresamos

Algunas personas se ven sorprendidas y a veces desbordadas, por sus fantasías sexuales. Viven como una amenaza las imágenes que se cuelan en su mente, sobre todo si los protagonistas elegidos son personas de su círculo, como compañeros de trabajo o amigos.

Otras disfrutan favoreciendo su imaginación sexual y tienen claro que ellas reinan en ese mundo secreto, donde pueden explorar sin miedo los rincones más ocultos. Lo cierto es que las fantasías sexuales pueblan el cerebro de millones de personas y cumplen diferentes funciones en la vivencia sexual.

Las fantasías sexuales sirven para iniciar o incrementar la excitación. Si la relación sexual es compartida, suele bastar con la interacción del amante para disparar la excitación; el contacto con el cuerpo deseado a través de imágenes, sonidos, olores, sabores y tacto resulta más que suficiente para poner en marcha la función sexual.

Sin embargo, en algunas parejas que llevan mucho tiempo juntas; en algunos casos en que el estímulo sexual es insuficiente; y especialmente cuando la masturbación es la opción; las fantasías sexuales actúan como vitaminas que aportan energía y vigor.

Las fantasías sexuales también desempeñan una importante función al facilitar la excitación sin correr ningún riesgo. Jóvenes y adolescentes ensayan en sus fantasías sus encuentros amorosos. La masturbación es frecuente en esta etapa y acompañar el acto íntimo de imágenes con sus amantes soñados hace más sencillo el aprendizaje para encuentros futuros. Las personas mayores que han perdido a su pareja o que tienen dificultades en encontrar un compañero/a sexual también pueden evocar y proyectar recuerdos dulcificados con el encaje de la fantasía.

Las fantasías cumplen un interesante papel en la vida sexual y no tienen por qué ser vividas con angustia. Algunas personas tienen claro que una cosa es la imaginación y otra la realidad. Y por muy transgresores que sean sus pensamientos, tienen claro cuáles son los límites y hasta dónde desean llegar en realidad. Es tan simple como con cualquier tipo de fantasía: una cosa es dejar volar la imaginación y otra llevar los hechos fantaseados a la práctica, asumiendo el esfuerzo, el coste y las consecuencias de los actos. A veces, incluso dándose las condiciones para vivir las fantasías, dejan de ser estimulantes. Con frecuencia, el sueño de la ficción es mucho más excitante que la sórdida realidad.

Otros viven cualquier pensamiento sexual no normativo con angustia, como si llevaran un confesor a cuestas. No podemos olvidar que los pensamientos impuros son considerados pecado por la Iglesia Católica, que habla de no tener pensamientos, ni deseos impuros; convertidos en pecados que se tienen que confesar. Este mandato social actúa con fuerza en muchas personas, aunque no se consideren católicas practicantes; la imaginación sexual queda investida del difuso halo de lo peligroso e inadecuado.

El mundo de las fantasías sexual es múltiple y variado. Pero parece que siempre que se habla del tema se hace referencia a inconfesables secretos sórdidos y peligrosos; cuando no tiene por qué ser así, muchas de las fantasías son bastante inocentes. Somos nosotros lo que controlamos nuestros pensamientos por lo que no debemos tener miedo, y no pasa nada si exploramos nuestro mundo secreto, es un recurso más a nuestra disposición para propiciar y disfrutar de nuestra sexualidad.

¿Sueles tener fantasías sexuales? ¿Cuál es tu fantasía sexual favorita? ¿Tienes alguna fantasía sexual recurrente? ¿te han sorprendido alguna vez tus fantasías sexuales?.

Ya sabes que tienes los comentarios abiertos para contárnoslo.

Publicado en | Soitu

  Bruno Fernández (@BrunoFdz)  

Votar esta anotación en Bitácoras.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
6 comentarios
Comentarios
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

6 comentarios:

Benjamín Castro dijo...

Todos tenemos fantasías sexuales, o eso creo yo, además yo he cumplido varias que tenía :P.

Un saludo y te sigo leyendo.

Diego Martínez dijo...

Yo tenía varias fantasías sexuales y se cumplieron (suerte de tener un marido que está dispuesto a divertirse)...

Un abrazo chico !!.

Celso de Ourense dijo...

Jejeje, el mundo de las fantasías sexuales es un misterio, pero eso también depende de la persona que fantasia cumplir para pasárselo bien a la hora de tener sexo.

Un abrazo niño !!.

Rodrigo Rodríguez dijo...

Yo pienso que tener una fantasía hace más rico el concepto a la hora de tener sexo y no caer en la temida monotonía.

Un abrazo !!.

Gary Rivera dijo...

Yo te doy la razón, he tenido fantasias con flacas en el gimnasio, a veces es difícil disimular cuando mi “amigo” se despierta! Jajajaja Yo no hace mucho he descubierto que tengo un fetiche con los pies y manos!! Una de mis fantasias es armar un quilombo en el gimnasio! Jajajaja es que se ve mucha carne! Y uno es débil! jajajaja

deMENTES Inquietas dijo...

Celso, efectivamente la fantasias es un mundo muy personal y no siempre el objetivo es cumplirlas. De hecho, puede que no sean tan 'divertidas' como te las imaginabas y se chafe el tema. En fin, cada uno que disfrute como mejor pueda.

Un abrazo.

¡Deja tu comentario...!

Alianzo:

Alianzo Rank global Alianzo Rank de España Alianzo Rank de Galicia Alianzo Rank de Ourense Alianzo Rank de Pasiones personales Alianzo Rank de Galego EasyHits4U.com - Your Free Traffic Exchange - 1:1 Exchange Ratio, 5-Tier Referral Program. FREE Advertising!
top