Diremos adiós dentro de ...

Los efímeros reinos independientes medievales.

BenjaminLos efímeros reinos independientes medievales.
Artículo … 1.265.
Categoría … Historia de Galicia.
Publicado por … Benjamín Castro.

Galicia medieval
Salir de fiesta

Superadas las invasiones normandas, Galicia se vio asumida durante la segunda mitad del siglo XI y primeros años del siglo XII en luchas políticas en las que se intentó configurar una personalidad administrativa independiente.

El Reino de Galicia se formó en el marco de un amplio territorio que se extendía al norte de Portugal.

En el año 910 murió Alfonso III que, a imitación de Carlomagno, dispuso el reparto de su reino entre sus hijos, a su primogénito García le otorgó León, a Fruela Asturias y a Ordoño el territorio Gallego. Sería la primera vez que Galicia se constituyera como Reino Independiente.

Ordoño (II de León) fue rey de Galicia entre los años 910 y 914 hasta que tras la muerte de su hermano García fue reconocido por los nobles como soberano de León, con lo que se produjo de nuevo la unión de ambos reinos.

Sería en el contexto de las luchas entre Alfonso IV y su hermano Sancho I cuando Galicia recobró una personalidad aparte.

Sancho I, que había sido coronado en Santiago, se refugió en Galicia huyendo de su hermano en el año 926 y mantuvo un reino independiente hasta su muerto en el año 929, en que el reino pasaría de nuevo a ser administrado por León en la persona de Alfonso IV.

Un nuevo período de independencia derivó del reparto que de sus reinos hizo Fernando I entre sus hijos. Galicia fue otorgada a García I, que fue rey de los gallegos en los años 1.065-1.071, fecha en que le fue arrebatado el reino por su hermano Sancho que antes había heredado Castillo.

García I estuvo eclipsado por sus hermanos y padeció siempre complejo de sumisión, a lo que se unió una gran desconfianza que le hizo buscar apoyo en los demás. Durante su reinado recibió este apoyo del Obispo de Santiago y de su favorito Vérmula; no contó en cambio con lo que debía ser el apoyo fundamental, el de la nobleza.

Los nobles gallegos estaban descontentos con la situación secundaria en la que se encontraba el reino, a lo que se unía el hecho de que los grandes señores no querían un rey demasiado próximo y con suficiente fuerza que pudiera poner en peligro el control casi independiente que tenían sobre los territorios que controlaban.

Todo esto propició sus caía: García I moriría en prisión tras haber intentado recuperar su reino, que con la muerte de Sancho pasó definitivamente a su hermano Alfonso VI.

La actuación de este monarca trajo consigo la división del Reino de Galicia en dos condados: el propio gallego y el de Portugal y la posterior separación definitiva de ambos. El proceso se inició con la boda de su hija Urraca con el noble franco Raimundo de Borgoña en el año 1.090 recibiendo como dote ambos condados.

También su hermanastra Teresa contrajo matrimonio con Enrique de Lorena, nieto del duque de Borgoña y primo de Raimundo. Teresa influiría para que el condado de Portugal quedara bajo su influencia, lo cual sería confirmado por Alfonso VI con una carta de donación de tierras otorgadas a Enrique el 23 de noviembre del año 1.097.

A partir de ese momento Galicia y Portugal siguieron caminos propios dentro de la Historia. Raimundo fue conde de Galicia desde el año 1.093 hasta su muerte en 1.107.

Muerto Alfonso VI, Galicia se vio implicada de lleno en la trama sucesoria del Reino Castellano Leonés. Tras la muerte de infante Sancho, heredero al trono, en el sitio de Uclés, se inició la disputa sucesoria entre Urraca y Alfonso I de Aragón, ambos biznietos del monarca navarro Sancho III el Mayor.

La problemática se solucionó en principio con la boda de ambos, a lo que se unió la firma de un documento en que se hacía donación recíproca sólo a título personal y de por vida de sus respectivos reinos y no hubiese un futuro hijo que pudiera heredarlos.

Alfonso I de Aragón encomendó la guarda de los principales castillos a caballeros aragoneses, lo que provocó un profundo descontento castellano. Flórez de Traba, un poderoso noble gallego y ayo del niño Alfonso Raimúndez (hijo de Urraca y Raimundo y futuro Alfoso VII), viendo que los derechos sucesorios de su protegido no eran reconocidos, lo proclamó Rey de Galicia tras conseguir del Papa Pascual II una bula que declaraba nulo el matrimonio entre Urraca y Alfonso.

Al mismo tiempo de la proclamación como Rey de Galicia al príncipe Alfonso, surgió un grupo opositor al conde que recibió la ayuda de Alfonso I, quien entró en Galicia con sus tropas; pero este hecho no solucionó la situación.

Fuente … Español sin fronteras.

Votar esta anotación en Bitácoras.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
1 comentarios
Comentarios
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

1 comentarios:

Lucía Magariños dijo...

Pues si que estuvo repartido el reino.

Un besito.

¡Deja tu comentario...!

Alianzo:

Alianzo Rank global Alianzo Rank de España Alianzo Rank de Galicia Alianzo Rank de Ourense Alianzo Rank de Pasiones personales Alianzo Rank de Galego EasyHits4U.com - Your Free Traffic Exchange - 1:1 Exchange Ratio, 5-Tier Referral Program. FREE Advertising!
top