Diremos adiós dentro de ...

Marco.

900 | Marco.
Esos dibujos de nuestra vida.

Marco
Publispain

¿Hay algo que de más bajón que un domingo? Sí, un domingo recordando la cabecera de Marco.

Sólo con este minuto y medio de presentación ya podíamos hacernos una idea del dramón que se nos presentaba: un niño pobre, una humilde casa, una madre que tiene que marcharse. Una temática sin duda nada amable y especialmente dura para tratarse de una serie para niños.

Una serie que hacía que nos empeñemos en hacernos sufrir a toda costa. Debido a sus múltiples reposiciones y su trasiego por diferentes canales (actualmente se emite en el segundo canal de la televisión autonómica gallega, G2), varias generaciones de niños quedaron marcados para siempre y aún se encogen al escuchar esta triste melodía.

"Marco" es una serie de anime basada en el relato "Marco, de los Apeninos a los Andes", incluido en la novela italiana "Corazón de Edmondo de Amicis".

La serie fue emitida originalmente en Japón en el año 1.976 (Fuji TV), parte del contenedor infantil World Masterpiece Theater o Mesisaku de Nippon Animation.

La historia cuenta sobre una familia italiana que reside en Génova. La madre, Anna Rossi, tiene que ir a Argentina en busca de empleo, como sirvienta. La familia vivió bien por un año pero después dejaron de tener noticias de la madre y no llegaban cartas. El hijo menor, Marco, desesperado por ver a su madre, decide ir a Argentina en su busca.

Durante 52 episodios vemos Marco en compañía de su mono Amedio hacer un largo viaje. Pero la mala suerte le persigue: cada vez que cree estar cerca de su madre, ella se ha trasladado.

Sin embargo, nunca perdía la esperanza y tras un eterno trayecto (barco, tren, carromato y hasta a pie) consigue localizarla en Tucumán. Está gravemente enferma y se niega a operarse, hasta que, por fin, vuelve a abrazar a su hijo, y que, seguramente, el recuerdo televisivo con más llantos y mocos de varias generaciones.

Afortunadamente, este final sirvió para quitarnos el regusto a tristeza que nos había dejado la serie, pero cualquiera que la haya visto siendo un niño no podrá evitar ahora recordar a Marco con pena.

Pero toda serie tiene su moraleja…

En el caso de "Marco" nos enseñó una valiosa lección: que un espíritu fuerte y decidido como el de nuestro protagonista puede conseguir prácticamente cualquier cosa, y que no hay obstáculos insalvables que puedan impedirlo.

Y que madre sólo hay una, por supuesto.

Fuente | Vayatele.

Celso Bergantiño | @moradadelbuho

Votar esta anotación en Bitácoras.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
6 comentarios
Comentarios
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

6 comentarios:

Bruno Fernández dijo...

Ay que llorera cuando encontró a la madre... ains.

Salu2.

Driver GT dijo...

Nunca la vi, la verdad. Pero vamos, la serie nos deja de moraleja que puedes ser un niño pequeño y viajar con un mono por todo el mundo sin que te pase nada ni te pare la policía...

Rodrigo Rodríguez dijo...

A mi me gustaba la serie... ¡me encantaba!.

Un abrazo !!.

Benjamín Castro dijo...

Hubo un punto que llegué a odiar esta serie.

Un saludo y te sigo leyendo.

Diego Martínez dijo...

La serie estaba bien y me encantó como describiste la moraleja.

Un abrazo chico !!.

Gary Rivera dijo...

Esta es la serie de mi infancia! Lloraba como un bebe con cada capitulo! Recuerdo que iba arroparme con cada capitulo en las faldas de mi abuela es que me identificaba mucho con Marco, mi mama trabajaba lejísimos de donde yo estaba y muchas veces imaginaba que me iba a buscarla! Pero claro bajo la atenta mirada de mi abuela era imposible escaparse! Jejeje que bonito recuerdo me has traido! Un enorme abrazote! Muchas gracias!

¡Deja tu comentario...!

Alianzo:

Alianzo Rank global Alianzo Rank de España Alianzo Rank de Galicia Alianzo Rank de Ourense Alianzo Rank de Pasiones personales Alianzo Rank de Galego EasyHits4U.com - Your Free Traffic Exchange - 1:1 Exchange Ratio, 5-Tier Referral Program. FREE Advertising!
top