Diremos adiós dentro de ...

¿Por qué soñamos?.

  386     ¿Por qué soñamos?  

02A12BKF

Más allá

Aún cuando no todas las personas son capaces de recordar que han soñado, lo cierto es que todos tenemos sueños cuando dormimos.

Durante siglos los cientí­ficos se han preguntado que función cumple este fenómeno, y parece que finalmente se ha desvelado el misterio: soñar es como pensar, pero de forma diferente al tipo de pensamientos que tenemos estando despiertos. Si la psicóloga de la Universidad de Harvard Deirdre Barret está en lo cierto, realmente podemos resolver problemas mientras dormimos.

Todas las personas sanas sueñan. Aún cuando una buena parte de ellas son completamente incapaces de recordar el "argumento" de sus sueños, todos los humanos utilizan un porcentaje del tiempo que permanecen dormidos para soñar.

¿Por qué soñamos? ¿Que función cumple este fenómeno? Esa es la pregunta que la humanidad se ha hecho desde el principio de los tiempos. Se han arriesgado interpretaciones de todo tipo, aunque ninguna ha logrado conformar a todo el mundo. Algunas sociedades primitivas (y no pocas modernas) creen que al soñar se tiene contacto con los espí­ritus o que, de alguna forma mágica, nos serán revelados los números de la loterí­a. Otros han propuesto que los sueños reflejan traumas o angustias que no somos capaces de expresar conscientemente, cuestiones que nuestro cerebro es incapaz de tratar estando despierto y que enfrenta solamente cuando dormimos. Pero parece que hay un nuevo enfoque bajo el sol.

En un artículo escrito para la revista digital "LiveScience", Rachel Rettner explica que la función del sueño es ayudarnos a resolver problemas. Si, eso es cierto, la evolución nos ha proporcionado un mecanismo capaz de solucionar los enigmas que nos acosan, simplemente durmiendo un rato. El estudio realizado por la psicóloga de la Universidad de Harvard, Deirdre Barret, recientemente presentado en la Association for Psychological Science, parte de la premisa de que los sueños son siempre "muy visuales" y contienen una línea argumental cuya naturaleza es casi siempre ilógica. Rara vez el sueño que recordamos es lógico. Por lo general contienen elementos que nos resultan fantásticos, extraños, aterradores o inquietantes.

¿Por qué nos resultan tan raros? Barret cree que "el sueño es en realidad otra forma del pensamiento, una que tiene lugar en un estado ligeramente diferente al que posee esta función cuando estamos despiertos. Aunque estemos soñando", explica, "seguimos trabajando para resolver los mismos problemas que nos acosan cuando estamos con los ojos abiertos". En resumen, pensar estando dormidos es diferente a hacerlo estando despiertos, por lo que los sueños proporcionarían una forma diferente (y a menudo efectiva) de encarar los problemas.

Como dice Barret, para elaborar una teorí­a que explique la función de los sueños hay que tener en cuenta el camino que el hombre ha seguido durante toda su evolución. Es muy poco probable que un mecanismo que no aportase ninguna ventaja competitiva se haya mantenido durante millones de años, y los sueños no deberí­an ser una excepción a esta regla.

Freud sostení­a que la función de los sueños era (en pocas palabras) satisfacer nuestros deseos. Sin embargo, obtener logros en un mundo imaginario, que solo existe mientras dormimos no parece ser muy útil para ayudarnos en el mundo fí­sico. Otros investigadores creen que los sueños no son otra cosa que un "efecto colateral" de la naturaleza humana, simplemente un ejercicio que permite descansar una parte del cerebro mientras que otras zonas se mantienen activas y se reponen sustancias quí­micas indispensables, como los neurotransmisores, y lo que soñamos es el equivalente mental de una TV que queda encendida sin señal en su antena.

Pero Barret sabe de que habla. Ha pasado los últimos 10 años de su vida estudiando los problemas relacionados con el sueño, y documentando numerosos ejemplos de estos fenómenos. Naturalmente, ha diseñado experimentos especí­ficos destinados a comprobar sus teorías. En uno de ellos, les pidió a un grupo de estudiantes universitarios voluntarios que escogiesen un problema y tratasen de resolverlo durante las horas de sueño. "Los problemas no eran de í­ndole científica, sino simples preguntas de las que los voluntarios desconocían la respuesta. Los estudiantes se concentraban en el problema cada noche antes de irse a la cama, y luego de una semana, aproximadamente uno de cada cuatro tuvo un sueño que contenía la respuesta", explica la psicóloga.

Este resultado probaría que el enfoque alternativo que proporciona la forma de pensamiento que tiene lugar cuando soñamos es efectiva, y que realmente puede ser útil para enfrentar problemas que no podemos resolver durante el dí­a. Barret, durante sus experimentos, encontró que podían abordarse casi cualquier tipo de problemas, desde acertijos matemáticos hasta problemas relacionados con el arte. Pero casi siempre, lo que mejor podí­a resolverse en sueños eran problemas que obligan a las personas a visualizar algo en su mente, tal como ocurre generalmente cuando un inventor está imaginando un nuevo dispositivo.

Seguramente te estás preguntando dónde encajan en las teorías de Barrett esos sueños recurrentes que tienes con tías macizas o tíos buenorros. La respuesta, según la psicóloga, es muy simple: "tienes un problema que tu mente está tratando de resolver mientras duermes, ¿te ha quedado claro?".

Fuente | Live Science

  Celso de Ourense (@moradadelbuho)  

Votar esta anotación en Bitácoras.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
6 comentarios
Comentarios
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

6 comentarios:

Diego Martínez dijo...

Hombre, parte de razón hay en este artículo, pero eso también depende de la clase de problemas que puedas tener.

Intersante artículo.

Un abrazo chico !!.

Jared dijo...

Joder si los políticos antes de dormir se pusieran haber como resuelven la crisis de España, lo mismo acertaban con eso de resolver problemas por medio de sueños, por que de momento no dan una XD jejeje

es interesante eso de los sueños, aunque a mi los sueños no me resuelven problemas me temo, ojala! jejeje

Besotes!

Observatorio Gay Granatense dijo...

Es verdad que a mí me ha pasado el poder resolver un problema durante el sueño... otras veces me despierto, en mitad de un sueño, precisamente por lo ilógico del mismo, es decir, que mientras "contemplo" el argumento del sueño, de repente me digo "vaya chorrada, esto es un sueño" y justo entonces me despierto, que son precisamente los que mejor recuerdo, por haberme despertado en el mismo instante...

Pimpf dijo...

El mundo de los sueños es algo totalmente increíble, y aunque se conozcan muchas cosas sobre ellos jamás se sabrá del todo lo que hay detrás de ellos.

Bicos Ricos

Bruno Fernández dijo...

El muno de los sueños es increíble, fascinante, hay que ver como nuestro subsconsciente (o como se escriba) hay momentos que nos hace malas jugadas.

Un artículo realmente interesante.

Salu2.

Sergio dijo...

¡Qué curioso! Tengo un post parecido preparado para la semana que viene, aunque enfocado de otra manera...
Bueno, yo he leído por ahí que, al dormir, "consolidamos” o “asentamos" los conocimientos que vamos adquiriendo durante el día y, por eso, al despertar tenemos más facilidad para resolver esos problemas que, el día anterior, nos costaba encontrarle una solución, por eso se usa la expresión "consultarlo con la almohada"…
A mi me encanta dormir, más allá de lo sanamente recomendable, es un vicio, pero, eso es porque tengo cierta capacidad que ya te contaré… XD

¡Deja tu comentario...!

Alianzo:

Alianzo Rank global Alianzo Rank de España Alianzo Rank de Galicia Alianzo Rank de Ourense Alianzo Rank de Pasiones personales Alianzo Rank de Galego EasyHits4U.com - Your Free Traffic Exchange - 1:1 Exchange Ratio, 5-Tier Referral Program. FREE Advertising!
top